spry

Spray

La aplicación del spray se realiza in situ. Se traslada el equipo y la materia prima al lugar donde posteriormente se aplicará el producto final. Mediante una pistola se “pinta “la superficie a aislar, y rápidamente se produce la reacción y lo que en principio es un liquido, se espuma y endurece casi inmediatamente, quedando así adherida a cualquier tipo de superficie. Es necesario destacar la necesidad de corriente trifásica, que de no existir en la obra, deberá proveerse mediante grupo electrógeno.

Usos comunes:
• Galpones y Naves Industriales.
• Cámaras frigoríficas.
• Bodegas.
• Criaderos.
• Transporte.
• Industria Petrolera.
• Viviendas.
• Torres de enfriamiento. Conductos de Aire Acondicionado.
• Silos. Embarcaciones.
• Embarcaciones.

Galpones y Naves Industriales
Se utiliza para la aislación térmica de techos, paredes y pisos. En las cubiertas planas, inclinadas o curvas (chapa de zinc, aluminio, fibrocemento, hormigón armado, etc.) el sprayado de la espuma se puede realizarse en la cara exterior protegiéndola del sol con una pintura fibrada o una membrana asfáltica geotextil o con aluminio. La aplicación también puede ser sobre la cara interior, sin necesidad de protección, por no estar expuesta a factores climáticos. En las cubiertas de tejas se puede aplicar sobre el entablonado o machimbre; o en la parte inferior de las piezas colocándose luego un cielorraso.

En pisos se puede realizar antes del contrapiso final. Se coloca una cubierta de plástico, luego un contrapiso de limpieza de obra (hormigón pobre), a continuación se spraya el poliuretano y luego se realiza el contrapiso y piso final. Su buena resistencia a la compresión permite su utilización en superficies muy transitable.

Su extraordinaria adherencia, su aplicación en continuo sin juntas, y su buena resistencia a la compresión, permite su aplicación en casi todo tipo de superficie, inclusive recuperando aquellas deterioradas como chapas oxidadas o con pequeñas perforaciones.

Con esta solución se logra, al mismo tiempo, una aislación térmica e hidrófuga en cubiertas nuevas o existentes, paredes y pisos. Ofrece una mayor rigidez en cualquier tipo de estructura así como la eliminación de las condensaciones en general, y en especial las que se presentan en superficies metálicas.

Cámaras Frigoríficas.
Las cámaras frigoríficas realizadas en mampostería, encuentran en la espuma de poliuretano el complemento ideal pues se logra mejor aprovechamiento del espacio al requerir menor espesor de aislación.

Su bajo nivel de absorción de agua y su alta resistencia al envejecimiento, garantiza una prolongada vida útil. La proyección continúa y la aplicación sin adhesivos, asegura un recubrimiento uniforme sin juntas, que evita la pérdida frío por puentes térmicos, reduciendo así el consumo energético en elevados porcentajes. El poliuretano posee además una mayor estabilidad frente a las dilataciones y contracciones producidas por los cambios térmicos.

Su resistencia mecánica y rigidez estructural sumada a la de la cobertura final (revoque, metal, etc.), soportan eficientemente los malos tratos que por lo general reciben estos lugares de almacenamiento. La rapidez de aplicación y la posibilidad de reparación, reformas o ampliación, lo convierten en un material óptimo. La sencillez de aplicación permite una rápida realización del aislamiento de la cámara in situ.

Bodegas
En la industria vitivinícola, el uso del poliuretano no solo es común en las construcciones edilicias; sino también en la aislación de tanques de acero inoxidable. Bien sabido es que la fermentación de mostos a temperaturas controladas es un requerimiento común en los establecimientos vitivinícolas de hoy. Además también es importante el almacenamiento y añejamiento de vinos o espumantes varietales a temperaturas que no superen los 20°C. También es posible la aislación de cañerías, mangueras y ductos en general, los que en numerosos casos también son aislados con aplicación de poliuretano por inyección. De todo ello, se puede concluir que el poliuretano es el aislante térmico e hidrófugo ideal para la industria vitivinícola que opera en regiones de gran amplitud térmica.

Criaderos
El mantenimiento de una temperatura adecuada, es fundamental para la crianza y engorde de animales de criadero (ganado porcino, aves, etc.)

La aislación térmica e hidrófuga de los galpones con spray de poliuretano brinda numerosos beneficios para el productor:
• Disminución de la mortandad por cambios de temperatura.
• Disminución de enfermedades al eliminar el medio de transmisión de las mismas, evitando condensaciones y por ende el cultivo de bacterias.
• Incremento de la cantidad de animales por metro cuadrado de criadero.
• Prolongación de la vida útil de las instalaciones.
• Recuperación de galpones.
• Menor consumo de energía para acondicionamiento de aire (calefacción y ventilación).

Transporte
En el caso de vehículos son numerosos los usos y aplicaciones del poliuretanos, por ejemplo:
• Aislación térmica para el confort interior de ómnibus, buses y minibuses de corta, media y larga distancia.
• Aislación de áreas de motores para disminuir el impacto auditivo.
• Aislación térmica de furgones y camiones frigoríficos para el transporte de alimentos.
• Aislación térmica, acústica e hidrófuga de casillas para campamentos.

Industria Petrolera
También aquí es bien extendido el uso del poliuretano para la aislación térmica de oleoductos, cañerías y tanques. Es posible combinar la aislación térmica de los ductos por inyección de poliuretano (media caña) con traceado eléctrico (tracing).

Viviendas
En el caso de construcciones domiciliarias, el sprayado de poliuretano sobre pisos, paredes y techos brinda una excelente aislación térmica y anticondensante, así como también contribuye a la aislación acústica de los espacios. Tanto en pisos como techos puede utilizarse placas. Los beneficios en ahorro de energía para calefacción (combustible para estufas) y refrigeración (electricidad para equipos de aire acondicionado) son notables y luego son también tangibles.