rigida

Aislaciones térmicas con Espuma rígida de poliuretanos

La espuma rígida de poliuretanos es un material aislante formado por dos componentes (poliol e isocianato) y un agente espumante (gas) que se mezclan mediante maquinaria específicamente diseñada para tal fin. La mezcla de estos componentes, líquidos a temperatura ambiente, provoca una reacción química que libera calor (exotérmica), generado por la formación celdillas de enlaces entre poliol e isocianato.

La alta capacidad aislante de este material se debe a la muy baja conductividad térmica que posee el gas espumante ocluido en el interior de sus celdas cerradas. Los componentes están diseñados para conseguir una estructura liviana, rígida y de celdas cerradas. Estas encierran en su interior el agente espumante que, al estar inmóvil, otorga características de aislamiento térmico muy superiores a las de otros materiales que encierran en su interior otros productos (aire, anhídrido carbónico, etc.).

El resultado siempre será una espuma rígida de baja densidad y con un coeficiente de aislamiento térmico inmejorable.

Dentro de sus cualidades más destacables podemos enumerar:

• Óptimo efecto aislante con capas relativamente finas respecto de otros aislantes.
• Buena resistencia mecánica gracias a su estructura elástica que lo hace distribuidor de cargas.
• Muy baja a nula absorción de agua, aún en condiciones de sumergimiento, debido a su estructura de celdillas cerradas no comunicadas entre sí.
• Alta adherencia a todo tipo de sustratos (spray), sin necesidad de pegamentos.
• Fácil y rápida aplicación.
• Resistente a altas temperaturas.
• Resistente a gran variedad e ácidos, álcalis y disolventes.
• Imputresible, resistente frente al envejecimiento y a la acción de mohos.
• Elimina problemas de goteo por condensación ya que es anticondensante.
• Estable dimensionalmente, no se elonga, contrae ni deforma.
• No es atacado por roedores.
• No necesita mantenimiento posterior.
• Bajas pérdidas diélectricas.
• No daña la capa de ozono.